Mi abuela siempre decía que en una vida hay muchas vidas. Lo expresaba con frecuencia, mirándome profundamente a los ojos y yo no entendía por qué me lo decía ni el significado que entrañaba. Ahora sé todo lo que quería contarme, pero ya no está conmigo para poder saborearlo juntas. Hoy escribiendo todas las enseñanzas que me ha traído este 2016, también es una forma de compartirlo con ella, con mi querida abuela paterna.

Hemos venido sólos a este mundo y partiremos de la misma forma, de ahí la importancia de saber estar en soledad con nosotros mismos.

Quédate en el presente, olvídate del pasado y el futuro. Sólo existe el ahora y eso es lo más grande que tenemos. Permanecer en el presente nos aporta tranquilidad y armonía.

Cuando tengas un mal día o pienses que algo te salió mal, haz las paces contigo, quédate con la enseñanza y recuerda que todo tiene su sentido profundo.

Deja que el miedo te hable, siempre tiene cosas que contarnos, y trae con él algo de ti, intégralo y acéptalo. Abraza tus miedos, escúchalos, son de suma importancia para seguir creciendo.

Te gustan mis artículos?
Suscríbete aquí

Cuando las cosas terminan, terminan para siempre y es sano y necesario saber decir adiós y cerrar ciclos. Que lo que se construye con amor a veces no termina con el mismo sentimiento, aunque queramos, y debemos aceptar que todo siga su curso y aprender de la experiencia.

El tiempo lo pone todo en su sitio y lo cura todo.

La magia existe para aquellos que tienen los ojos abiertos, para aquellos que confían en su intuición, para aquellos que están preparados para luchar por sus sueños y son capaces de aceptarse por encima de todo. Por eso un día el Universo nos demuestra que ser fiel a nosotros mismos tiene recompensas y la vida nos besa haciéndonos creadores de Milagros y creadores de nuestro propio destino.

Que necesitamos soltar y abrazar lo nuevo porque eso nos hará libres, que cada experiencia forma parte de nuestro bagaje, que nada ocurre por casualidad, que los vaivenes de la vida sólo quieren hacernos conscientes y que trascendamos como seres evolucionados para que curemos todas nuestras heridas presentes y ancestrales.

Aquí estoy desnuda ante todo lo que la vida quiera darme, receptiva al mundo y a este nuevo año que comienza para recibirlo como se merece.

Bienvenido seas 2017, feliz año a todos los navegantes del Camino.
Bienvenido seáis vosotros y vuestros Sueños.

Únete a la conversación