Lo que te hace fuerte no mata, no engorda, no te debilita aunque al principio creas que sí. Lo que te hace fuerte parece que te rompe por dentro, que te araña el alma y te destruye las entrañas. Lo que te hace fuerte es como un hilo que tejes, muy fino, muy frágil, muy fugaz, muy pequeño pero a medida que vas hilando vas viendo cómo crece, como se endurece y toma cuerpo.

Los que nos hace fuertes viene de nuestras tardes y días más oscuros, de adioses dichos con el corazón a pecho descubierto, lo que nos hace fuertes viene de recuerdos de infancia donde nos sentíamos desprotegidos o rotos, hecho trizas por momentos de desconsuelo e incomprensión. Lo que nos hace fuertes prevalece y enaltece porque lo hemos construido con mucha dedicación y a fuego lento.

Lo que nos hace fuertes es un sentimiento, no de superioridad sino de compasión hacia nosotros mismos y al prójimo porque es ahí donde estamos llenos de miedos y batallas perdidas, porque es ahí donde construimos puentes de piedra caliza para llegar a nuevos puertos.

Lo que nos hace fuertes nos alía con el miedo, lo que nos hace fuertes nos estrecha hacia nuestros duelos más intensos y nos hace capaces de mirarnos desde la mirada de un niño que no tiene maldad y sólo quiere ser feliz.

Te gustan mis artículos?
Suscríbete aquí

Porque lo que nos hace fuertes es también tener piedad de que somos humanos y nos equivocamos, y gracias a eso podemos seguir adelante con la fortaleza de un león que protege a su manada.

Cuando te encuentres perdido refúgiate, quédate contigo, busca ese escuadrón de valientes, aquéllos que libraron millones de duelos, aquéllos que sobrevivieron miles de inviernos gélidos y aún así continúan poniendo sonrisas y fe en todo lo que hacen.

No estás sólo, estoy aquí para recordarte que estamos juntos, que te presto mis palabras hasta que encuentres las tuyas, que te cuento mi historia por si a lo mejor te sirve para recordar que estamos todos en la misma tesitura que es la vida.

Ser valiente no es ausencia de miedo. Adelante.

Adelante, que la vida está aquí para que seas consciente de lo maravilloso que eres y para que puedas darle al mundo todo lo que tienes ahí guardado.

Únete a la conversación