Empezaré diciendo que soy una friki imperfecta del love. Eso quiere decir que me acepto tal y como soy, que aprendo todos los días de cada experiencia que me ofrece la vida y que a pesar de saber que tengo muchas cosas que aprender todavía, sigo siendo yo misma en cada momento o la mayor parte del tiempo. Es cuestión de respeto hacia mí misma, hacia mi ser, hacia mi alma, hacia mi corazón. ¿Qué más puedo decir? 🙂

Es estar conmigo a pesar de las críticas o a pesar de que el resto de personas tengan una opinión distinta a la mía, es el mayor acto de amor que puedo darme y eso es ir a favor de mi esencia, de lo que hay detrás de la ropa, los huesos y los conceptos mentales. Supone ir mucho más allá de todo lo banal, supone ir al centro de todo, al centro de mi energía, al centro de mi equilibrio personal.

Cuando era más joven no era consciente de la importancia de ser uno mismo. Entonces seguía al rebaño, a la manada, seguía al pelotón!! ¿Qué hacer si no? ¿desentonar y que me mirasen mal?, ¿quedarme sola?, qué horror… Me daba pánico, me asustaba y no sabía qué hacer. Entonces lo más «diplomático» era hacer lo que todos hacían con el único inconveniente de no sentirme completa, era como si faltara algo…

Espero que te gusten mis artículos.
Deja tu comentario más abajo

Luego nos vamos haciendo mayores, vamos creciendo y las experiencias nos ofrecen la oportunidad de «despertar», de reaccionar y estas experiencias pueden ser clave para conectar con nuestra esencia.

Algunos se preguntarán qué es la esencia y realmente eso es lo más sencillo de toda esta historia.

La esencia es lo que nos conecta con nosotros mismos, es lo que nos sale del corazón, es aquello que hacemos porque nos hace sentirnos bien, aquello que sentimos que tenemos que hacer, aunque no haya un motivo aparente para llevarlo a cabo, es lo que nos hace felices, lo que nos hace trascender, lo que nos da un motivo más para seguir viviendo, lo que da sentido a nuestra vida, a nuestro linaje.

Es amor en estado puro y eso no se puede describir con palabras porque la única forma de entenderlo de verdad es sintiéndolo, gozándolo, vibrando con ello. Todo el que sabe cuál es su esencia, sabe de lo que estoy hablando.

Muchas veces nos dejamos llevar por la sociedad, las personas, el mogollón, la inercia de la vida y nos separamos de nuestra esencia como si fuera algo malo. Parece que hacer lo que uno lleva dentro está mal visto porque rompe con los estándares que marca el ritmo de nuestro día a día, pero es justamente lo contrario. Separarnos de lo que somos nos hace daño e infelices.

Te reto a que sigas lo que llevas dentro, a que te sigas a ti mismo con todas las consecuencias porque es justamente eso lo que te hará libre y te dará alas para volar.

Gracias por esta ahí y por leer estas líneas cargadas de amor hacia tu esencia, que desde lo más hondo de tu ser quiere salir y hacerte feliz.

Únete a la conversación