La vida es una parodia,es una película con moraleja, es una experiencia cada segundo y cada minuto podemos cambiar el resultado ¿No te parece extraordinario? Es cómico como algo nos puede parecer un mundo en un momento de nuestra vida y años más tarde nos parece una tontería. ¿Cómo es posible cambiar de idea? ¿Cómo es posible que no nos demos cuenta la ironía de toda nuestra existencia?

Cómo nos cuesta relativizar a veces y como huimos a veces del dolor y de nuestros propios miedos. Miedos que solo están en nuestra mente y miedos que son batallas internas de las propias limitaciones que tenemos.

Qué curioso es este tránsito. Que fugaz esta existencia, a veces breve para algunas personas y a veces larga para otras. ¿Tendrá algún sentido?
Todo tiene un sentido profundo. Todas las miserias, toda la pobreza, toda la destrucción, todo tiene un sentido profundo. Toda la belleza y todo el amor que nos rodea están intentando decirnos algo a cada instante. Lo sé, Lo he visto en cada rincón de este amplio y basto mundo. Sin embargo a veces nos creemos eternos, a veces nos creemos dioses, pero no lo somos.

Moriremos como todos y eso es lo único que hace que la vida tenga sentido. Porque estás aquí por algún motivo, para aprender, para crecer, para guiar, para sanar, para disfrutar, para dar y recibir amor. ¿No lo ves? Confía. Solo confía en ti, en tu instinto, en tu voz interior. Ella sabe el camino. Nada es casualidad.

Me sigues?

Cada error es un maestro, cada fallo un peldaño del camino para crecer y acercarte a tu misión de vida. Deseo con todo mi corazón que cada experiencia de tu camino sea un pretexto para ser más fuerte y te aliente a ser más tu mismo. Así cada vez que caigas te sientas mas humano y tengas más compasión con todo lo que pase a tu alrededor, eso te acercará a un estado de paz e impulsará a tu crecimiento personal.

Cómo Osho dice “si quieres cambiar el mundo tienes que cambiarte primero a ti mismo, esta es la naturaleza de las cosas. La revolución empieza por uno mismo. Solo así podrás irradiarla a los corazones de los demás. Primero, debes comenzar el baile y entonces verás el milagro: los demás también empezarán a bailar”

Comentarios

Únete a la conversación